Delaware es reconocida mundialmente por su eficiente y profesional sistema judicial, el cual es particularmente prominente en áreas de derecho corporativo, empresarial y comercial. Para muchos abogados con experiencia alrededor del mundo, las principales razones por las cuales recomendarle a una empresa que se incorpore en Delaware son las cortes de Delaware y el catálogo de jurisprudencia desarrollado por dichas cortes. Estos resaltan, en particular, a la Corte de Equidad.

La Corte de Equidad de Delaware es la corte corporativa preeminente de los Estados Unidos. En su calidad de corte de equidad, la Corte de Equidad tiene jurisdicción para oír y decidir casos que involucren derechos de equidad (como fideicomisos y deberes fiduciarios) y remedios de equidad (como órdenes judiciales (injunctions) y cumplimiento específico (specific performance)). La Corte también tiene jurisdicción sobre demandas relacionadas con la Ley General de Corporaciones de Delaware y otras leyes relacionadas con entidades empresariales, así como demandas en relación con documentos corporativos tales como documentos de incorporación, estatutos y acuerdos de fusión. La jurisdicción limitada de la Corte promueve la especialización y la experiencia de sus jueces, así como las de los abogados que practican frente a ella.

La Corte de Equidad está constituida por un Magistrado (Chancellor) y 4 Vice Magistrados (Vice Chancellors), cada uno de los cuales es nombrado por el Gobernador, sujeto a la asesoría y consentimiento del Senado de Delaware, por términos de 12 años. Aquellos que son seleccionados para servir en la Corte, históricamente han sido sofisticados practicantes del derecho, familiarizados con materias corporativas y comerciales que rutinariamente se presentan ante la Corte. La constitución de Delaware requiere que las cortes de Delaware mantengan un balance entre los principales partidos políticos, y los miembros de la Corte de Equidad se esfuerzan para emitir decisiones imparciales. Más aun, debido a que la mayoría de litigios corporativos involucran corporaciones incorporadas en Delaware cuyas oficinas principales se encuentran fuera del estado de Delaware, la Corte no está sujeta a ninguna predisposición favorable hacia dicho estado. Las cortes de Delaware ofrecen un campo de juego parejo en donde tanto los accionistas de las empresas como sus administradores a veces ganan y a veces pierden casos—dependiendo de los méritos de los mismos y no en función a influencias políticas.

La Corte de Equidad no tiene jurados, de modo que todos los casos son decididos por el Magistrado o un Vice Magistrado, quienes explican sus decisiones en opiniones escritas detalladas y razonadas. La tradición de la Corte de Equidad de emitir opiniones escritas data de hace más de cien años atrás. La cantidad y calidad de las opiniones de la Corte de Equidad confiere una ventaja sustantiva a las entidades empresariales de Delaware, proveyéndolas de un amplio y predecible catálogo de jurisprudencia interpretativa de la ley. Los administradores y abogados de las entidades empresariales de Delaware pueden usar esta amplia jurisprudencia como guía para la planeación de sus negocios y asuntos.

Otra ventaja que la Corte de Equidad tiene sobre la mayoría de otras cortes es su flexibilidad. Cuando un caso nuevo es presentado ante la Corte, es asignado por el Magistrado a alguno de los jueces. El juez asignado supervisa el litigio y administra el cronograma hasta la conclusión del caso. La Corte de Equidad adoptó tempranamente la presentación electrónica, facilitando a las partes la presentación de, y acceso a, documentos de la Corte. Las reglas procesales de la Corte de Equidad no imponen cronogramas o procedimientos formalistas y en cambio permiten que la Corte y las partes diseñen el litigio según sea necesario. La Corte también tiene la discreción de emitir remedios de equidad diseñados para las circunstancias del caso en particular.

La jurisdicción limitada de la Corte le permite considerar y disponer sobre asuntos complejos de una manera rápida cuando las circunstancias lo requieren, sin sacrificar la calidad y atención cuidadosa. Como una corte de equidad, la Corte de Equidad no resuelve sobre casos penales y rara vez resuelve sobre casos civiles rutinarios que solo buscan daños pecuniarios (tales como responsabilidad por productos y de negligencia automovilística). Esto mantiene a la Corte de Equidad libre para decidir sobre disputas corporativas importantes y disputas contractuales de negocio, tales como disputas entre socios de empresas de riesgo compartido (joint ventures), con la velocidad que la actividad comercial actual requiere. A diferencia de muchas otras cortes entonces, los litigantes pueden buscar (y obtener) una determinación experta de la Corte en unos días o semanas, de ser necesario.

Las decisiones de la Corte de Equidad pueden ser apeladas directamente ante la Corte Suprema de Delaware, la cual es la corte de más alta jerarquía en el estado. La Corte Suprema de Delaware es la autoridad definitiva en temas corporativos, empresariales y comerciales bajo la ley de Delaware.

Cinco Jueces integran en la Corte Suprema de Delaware, cada uno es nombrado (de la misma manera bi-partidaria basada en méritocracia como se eligen los miembros de la Corte de Equidad) por el Gobernador, con el consejo y aprobación del Senado, por términos de 12 años. La Corte puede dividirse en paneles de tres miembros o puede oír y decidir los casos "en banc"; i.e., con los cinco miembros, como lo hace en la mayoría de casos corporativos. Las apelaciones generalmente involucran alegatos escritos y una audiencia oral frente a la Corte, la cual normalmente emite una opinión escrita resolviendo el asunto.

De manera similar a la Corte de Equidad, la Corte Suprema de Delaware está dispuesta a acelerar los asuntos cuando surja la necesidad de hacerlo. Aunque las apelaciones frente a la Corte Suprema suelen resolverse dentro de los 180 días desde la fecha de presentación, la Corte puede decidir sobre las apelaciones dentro de un menor plazo de ser necesario, especialmente en disputas corporativas que demandan una respuesta rápida y en tiempo real.

Las cortes de Delaware proveen a las entidades empresariales de una larga historia de opiniones escritas sobre ley de Delaware, así como expertos imparciales que emiten las decisiones y que están dispuestos y capacitados para moldear los litigios de manera que respondan a las circunstancias particulares de cada caso, permitiendo a las entidades obtener decisiones autoritativas y expeditas bajo las leyes de Delaware.